El 60% de los jóvenes de la Región del Maule que ha intentado suicidarse son mujeres

Revelan datos preliminares de investigación sobre conductas suicidas en pacientes psiquiátricos del Maule. Estudio es liderado por Pablo Mendez, académico de la Escuela de Psicología de la Universidad Católica del Maule y se enmarca en un proyecto Fondecyt.

El suicidio es una de las principales causas de muerte entre los jóvenes chilenos menores de 25 años y la Región del Maule no escapa a esta realidad. Así lo revelan los datos preliminares de una investigación liderada por Pablo Méndez, académico de la Escuela de Psicología de la Universidad Católica del Maule (UCM).

Por primera vez, un estudio aborda las conductas suicidas en población clínica adolescente de la Región y revela que el 60 por ciento de los jóvenes que ha intentado suicidarse son mujeres “Hay factores importantes asociados como abuso sexual y abuso psicológico, las autolesiones y el bullying”, explicó el académico Pablo Méndez, quien añadió que “Las mujeres intentan suicidarse más que los hombres, pero los hombres utilizan métodos más letales para suicidarse”.

Casi 400 jóvenes de Talca, Curicó, Linares, Cauquenes y Parral han sido monitoreados en el estudio que se enmarca en un proyecto Fondecyt, que cuenta con tres etapas y se realiza un seguimiento a los seis y 12 meses.

Actualmente el estudio se encuentra en la segunda fase y, con los datos obtenidos, se ha logrado determinar que, en el 90 por ciento de los casos de intentos de suicidio el detonante han sido conflictos interpersonales con los padres o con la pareja. Además, intervienen otras variables.

“La orientación sexual en sí misma no es un factor de riesgo. En la población total tiene un seis por ciento de presentación, pero cuando pasamos al grupo de intentadores y repetidores, esta variable aumenta. La bisexualidad o la homosexualidad solo resultan ser un factor de riesgo cuando se está en un contexto discriminador o en un contexto escolar hostil en el que no se respetan las diferencias”, mencionó Mendez.

Además, el 60 por ciento de la muestra ha sido víctima de violencia intrafamiliar y los intentos de suicidio se concentran en los jóvenes entre 15 y 17 años.

MODELOS EXPLICATIVOS

El académico advirtió que, en la última etapa de la investigación “Queremos crear modelos explicativos, no modelos predictivos porque, en general, la evidencia plantea que la capacidad predictiva de los estudios es mínima, por eso queremos trabajar con modelos explicativos para identificar subpoblaciones de mayor riesgo para que las familias y los equipos clínicos, puedan tomar decisiones al respecto”.

Sobre el impacto de los resultados, Mendez aseguró que “Además de generar información científica, pretendemos socializarlo al máximo para que los equipos los consideren en sus evaluaciones. En términos prácticos queremos ser capaces de entregar perfiles de subgrupos que tengan mayor riesgo de suicidio y responder a preguntas como: ¿Cuáles son las características asociadas a los repetidores? ¿Existen diferencias entre quieres han hecho un solo intento y entre quienes tienen en su historial clínico dos, tres o más intentos pese a su corta edad?”.

VIDEO PREVENTIVO

El académico Pablo Mendez expuso sus resultados preliminares en el Seminario Internacional de Prevención del Suicidio en el que también participó Enrique Baca, catedrático de la Universidad Autónoma de Madrid y un referente en la investigación sobre esta problemática.

En el evento se realizó el lanzamiento de un video preventivo que se produjo en asociación con la Clínica Mayo de Estados Unidos y que contó con el apoyo del Rotary Club de Linares.

“La Clínica Mayo tiene un video sobre suicidio y vimos la posibilidad de hacer una réplica con adolescentes chilenos desde el factor de la prevención. Nos comunicamos con ellos y creyeron en nuestra idea y nos han autorizado, en materia de copyright, para poder replicarlo”, indicó Mendez.

La pieza audiovidual aborda las señales de alerta que muestran los adolescentes con ideas suicidas y, bajo la premisa de que “preguntar no hace daño”, e indica la forma correcta en la que los padres deben abordar el tema.

El académico explicó que “Las personas creen que preguntar va a fomentar la misma conducta que se está intentando indagar, pero por supuesto que no es así. De hecho, el fondo del video es que cuando los adolescentes están en una situación de crisis, comienzan a tener comportamientos no verbales y dar señales que deben ser leídas por los adultos. Para evitar interpretaciones que no se ajusten a la realidad; o evitar subestimar los síntomas y los comportamientos, en es que el video señala y enfatiza que preguntar no hace daño”.

El video estará próximamente disponible en las redes sociales para que pueda ser compartido y comentado entre las familias.

 

Comentanos con tu Facebook

comentarios

Acerca de Manuel Villagra

Trabajador Radial desde el 2006. Comunicador desde Siempre.

También puedes ver

Se acaba el plazo para participar en 4° Concurso de Dibujo: Cuidemos el Agua

El llamado es a los estudiantes de Parral, Retiro y Longaví. El primer lugar se …