Opinión: Condorito y la iniciación lectora infantil

Dra. Sandra Castro Berna, académica de la Escuela de Educación Parvularia, Universidad Católica del Maule sede Curicó. 


¿Quién no ha leído una revista de Condorito?… Ese roto chileno, con miles de aventuras jocosas, que bajo la mano de René Ríos Boettiger, Pepo, fue creado para ser un personaje representativo de nuestro país, una mezcla entre un cóndor y un huaso chileno desaliñado y bromista. Que, desde el 6 de agosto del año 1949, con la primera caricatura de Condorito en la revista Okey, hasta nuestros días, ha sido el acompañante de varias generaciones de lectores.  

Ha encantado a jóvenes y adultos, y que decir de los niños y niñas, que aun sin saber leer se divierten con las risas de los demás y las imágenes sencillas y divertidas, como el final del chiste, el famoso ¡Plop!

Condorito, con su ingenio, simpatía, picardía y sencillez, fascina a los más pequeños, que “sin entender las letras”, se conectan con el personaje y su expresividad. Además, su versatilidad hace que los niños y niñas, quieran seguir su trayectoria para encontrar nuevos personajes, ya que, en sus múltiples facetas de profesiones y oficios, ha encarnado a personajes cercanos y conocidos, siendo el contenido de las revistas, algo muy familiar, ¿cómo olvidar a Condorito artista de la TV, actor de cine, músico, político, científico, doctor? Y tantos otros, en sus infinitas aventuras…

Condorito es un personaje y parte trascendental de la historia de nuestro país y nuestras familias, de nuestros abuelos, padres, también para nosotros y ahora, para nuestros hijos e hijas, que lo leen y admiran. Es el cóndor más famoso y encantador de ayer, hoy y siempre.

Para fomentar la lectura en los niños y niñas, Condorito es indiscutiblemente una buena opción, es del gusto de los más pequeño, aunque no entiendan algunos de los chistes. El complemento que tiene con sus personajes, permite que todos se involucren en los relatos. Estos sienten atracción por las majestuosas y divertidas aventuras y por las imágenes que ayudan a deducir con facilidad, ya que los recursos estilísticos facilitan la comprensión de los relatos. 

Es importante el contacto con el mundo de las letras a muy temprana edad, ya que no solamente favorece el desarrollo del lenguaje, la lectura y escritura, sino también la relación con sus padres en las instancias de la lectura, se consiguen momentos sublimes, de cercanía y complicidad. Lo verdaderamente transcendental es el compartir, gozar y divertirse en compañía.

El sentido del humor, de igual forma se puede cultivar, se puede aprender mejor al sentirse bien, se puede tener una mejor relación con otros y con el entorno. El buen humor beneficia el desarrollo social y mental de las personas en general, relaja, baja los niveles de estrés y estimula el sistema inmunológico, reduce la tensión muscular, mejora la respiración, eleva la cantidad de oxígeno en la sangre, entre muchos otros beneficios.

De esta manera, en el 70 aniversario de Condorito, busque una revista, reúna a la familia y comparta risas y un buen momento. Así también trasmita la herencia que Pepo nos regaló, y reviva su primera lectura de la revista Condorito.   


“Las opiniones vertidas en esta columna son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente el pensamiento de la Universidad Católica del Maule”.

 

Comentanos con tu Facebook

comentarios

Acerca de Manuel Villagra

Trabajador Radial desde el 2006. Comunicador desde Siempre.

También puedes ver

Gendarmería busca a su mejor funcionario/a

 A través de un concurso, en que participan todos sus funcionarios/as, Gendarmería de Chile busca …