29 de diciembre de 2022

Senadora Rincón exige máxima fiscalización durante las fiestas de fin de año

La intención tras estas declaraciones es el aumentar los esfuerzos para fiscalizar óptimamente y con rigurosidad, todas las fiestas que tienen lugar durante fin de año.

La senadora conoce de antemano las consecuencias de una seguridad ambigua, dado que, durante una fiesta transcurrida en Halloween, un joven boxeador talquino perdió la vida, por ello, la senadora por la Región del Maule exige poner una mayor atención referente a la seguridad durante las convivencias.

“En Halloween lamentamos el homicidio de Isaías Oróstica, un joven deportista talquino, en una fiesta que no cumplió con lo que comprometió en materia de seguridad. No puede volver a ocurrir y por ello valoro la disposición de la autoridad regional, tanto en la severidad para autorizar estos eventos como para su control durante la noche de año nuevo”.

Dada la naturaleza de estos eventos, la legisladora se reunió con el Delegado Presidencial, Humberto Aqueveque, con la finalidad de solicitar que la fiscalización se ponga prontamente en marcha, tanto de manera previa a los eventos como durante ellos, esto con el fin de corroborar la operatividad de las diversas medidas de seguridad y sanitarias que comprometen al solicitar las autorizaciones, se cumplan en favor de la seguridad del publico.

“Nos reunimos con el Delegado Presidencial para solicitarle la mayor rigurosidad posible para asegurar previamente que las fiestas autorizadas cumplen con todas las normas de seguridad. En Halloween lamentamos el homicidio de Isaías Oróstica, un joven deportista talquino, en una fiesta que no cumplió con lo que comprometió en materia de seguridad. No puede volver a ocurrir, ninguna persona puede morir en una jornada que se supone es alegre y sana. Por ello valoro la disposición de la autoridad regional, tanto en la severidad para autorizar estos eventos como para su control durante la noche de año nuevo”, aseguró la parlamentaria.

Además de lo previamente dicho, aseguro que también deben existir las responsabilidades en la operatividad preventiva y de control, puesto que, existen fiestas desbordantes y masivas que, bajo cierta cantidad de asistentes, se pueden realizar únicamente con la presentación de una directiva de funcionamiento, lo cual impide una fiscalización adecuada.

“Vamos a trabajar con todos los actores involucrados para desde la realidad construir una nueva norma, que ayude a mejorar una actividad que está bastante desregulada”; concluyó la Senadora.

TEMAS